La Defensoría del Pueblo de la Nación promueve que las Condiciones Obstétricas y Neonatales Esenciales de la OMS sean incorporadas en los establecimientos de salud del país

La Defensoría del Pueblo de la Nación, en su carácter de única Institución Nacional de Derechos Humanos (INDH) del país, creó el Programa sobre las Condiciones Obstétricas y Neonatales Esenciales (CONE), para promover y difundir en organismos públicos y entidades privadas las buenas prácticas, y lograr que se incorporen como requisitos básicos para el funcionamiento de establecimientos de salud de nivel II y III, donde se atiendan partos públicos o privados.

Por ello, notificó los lineamientos básicos del Programa a ministerios y organismos competentes nacionales y provinciales.

Cabe señalar que la Defensoría del Pueblo nacional adhiere a la propuesta de la Secretaría de Gobierno de Salud del Ministerio de Salud y Desarrollo Social de la Nación, para que las provincias y a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires incorporen las CONE como requisitos básicos para el funcionamiento de establecimientos de salud de nivel II y III donde se atiendan partos, públicos o privados.

Ello en línea con la Organización Mundial de la Salud (OMS), que elaboró la Directriz “Recomendaciones de la OMS - Para los cuidados durante el parto, para una experiencia de parto positiva. Transformar la atención a mujeres y neonatos para mejorar su salud y bienestar”, que en su Introducción señala que: “Esta directriz aborda … e identifica las prácticas más comunes utilizadas durante el parto a fin de establecer normas de buenas prácticas para llevar adelante un trabajo de parto y un parto sin complicaciones. Promueve el concepto de la experiencia en la atención como un aspecto fundamental para asegurar una atención de alta calidad en el trabajo de parto y el parto y mejores resultados centrados en la mujer, y no simplemente como un complemento de las prácticas clínicas de rutina. Es relevante para todas las embarazadas sanas y sus bebés, y toma en cuenta que el parto es un proceso fisiológico que se puede llevar a cabo sin complicaciones para la mayoría de las mujeres y los bebés”.

Esta Directriz aborda las siguientes etapas: Atención durante todo el trabajo de parto y el nacimiento; Período de dilatación; Período expulsivo; Alumbramiento; Atención del recién nacido; y Atención de la mujer tras el nacimiento.

En el año 1986 la OMS estableció siete Condiciones obstétricas y neonatales esenciales (CONE) que deben cumplirse en todos los servicios que asisten partos, cualquiera sea su nivel de complejidad.

Ellas son:

1. Quirúrgica y procedimientos obstétricos: poder realizar cesáreas, reparación de desgarros vaginales altos, cervicales y rotura uterina, histerectomía, ectópico, fórceps, ventosa, extracción de placenta, legrado por aborto incompleto;

2. Anestésica: general y regional;

3. Transfusión de sangre segura: determinar grupo y factor Rh, prueba cruzada, contar con banco de sangre o reserva renovable;

4. Tratamientos médicos: para resolver shock, sepsis, eclampsia;

5. Asistencia neonatal inmediata: recepción y reanimación cardiopulmonar, control térmico;

6. Evaluación del riesgo materno y neonatal: listados de factores de riesgos obstétricos y neonatales para derivación al nivel de complejidad adecuado;

7. Transporte oportuno al nivel de referencia: teléfono / radio y vehículo permanente.

    dpn.argentina

    @DPNArgentina

    Whatsapp

    Horario de atención: Lunes a Viernes de 10 a 17hs. |

    Sede central: Suipacha 365 (C1008AAG). CABA, Argentina. |

    0810 333 3762 - Fax: (+54 11) 4819 1581